Recomendaciones de seguridad en ropa de cama para bebés y accesorios



Elementos considerados de riesgo para la seguridad de los bebés al dormir

Los elementos mencionados a continuación NO son descritos como objetos peligrosos per se: son potencialmente riesgosos en la medida que pueden ser mal utilizados y provocar accidentes de diversa gravedad. Entre los más reconocidos se encuentran:

Colchón: Presenta riesgo si el colchón es muy blando, maleable o menor que el tamaño      de la cuna.

Almohadas y cojines: Sólo tienen fines decorativos, no deben ser utilizadas por los bebés.

Cobertores, frazadas y mantas: Al ser muy grandes o estar sueltos pueden enredarse en el bebé y asfixiarle o provocar una estrangulación.

Sábanas: Las sábanas mal ajustadas pueden ocasionar iguales efectos que los cobertores.

Peluches: Al igual que las almohadas y cojines, los peluches sólo tienen fines decorativos.

Porta Pañales: Deben ser ubicados fuera del alcance del bebé.

Monitores: evitar uso de cables cerca del bebé o elementos similares cerca del bebé.

Cintas, cuerdas, lazos y otros: Evitar decoraciones u objetos que contengan muchos elementos de este tipo, sobre todo aquellos que tengan lazadas muy grandes.

Protectores acolchados: Deben estar bien sujetos a la cuna, de lo contrario pueden caer sobre el bebé y provocar asfixia.

Postura al dormir: Los niños sanos deben dormir de espaldas o de costado, no boca abajo.