Muebles de bebé, que mirar

- al definir su cuna vea: muy importante que esté bien terminada, hecha con materiales de calidad, sin nudos pronunciados, daño por insectos o

rajaduras (en una hecha de madera); sin corrosión o

salientes (en una de metal).

- Que tenga uniones firmes y seguras y frenos en las

ruedas, pero por sobre todo una sólida construcción que pueda sobrevivir al duro tratamiento que tendrá.

- Una profundidad como mínimo de 60 cm entre la

base (sin el colchón) hasta el borde superior del

lateral para prevenir que un niño pueda trepar y salir

fácilmente. - Si tiene una base ajustable, en su posición superior(apropiada sólo para bebés que aún no pueden permanecer sentados) la profundidad mínima debe ser de 40 cm, sin el colchón. En su posición inferior debe ser, como en las de base fija de un mínimo de 60 cm.- No más de 25 mm de separación entre el colchón y los laterales de la cuna, para prevenir posibles sofocaciones.

- La separación entre los barrotes no puede ser menor de 50 mm y mayor de 70 mm, para prevenir que los niños dejen sus cabezas atrapadas entre ellos.

- Si tiene un lateral rebatible, asegúrese que se opere en forma suave y segura y que no pueda ser activado fácilmente por el niño. (no recomendable, a futuro es una escalera para el bebé)

- Si tiene ruedas, con dos es suficiente pero si tiene cuatro asegúrese que dos de ellas tengan frenos.

- Que no haya salientes o puntos cortantes que puedan causar un corte o alguna lastimadura.

- Que no tenga elementos decorativos que puedan ser retirados por los niños.

- Que no tenga ningún tipo de barra que la atraviese o algún aplique decorativo que pueda ser utilizado por el niño como escalera para trepar sobre el borde.

- Buena información sobre el armado, incluyendo recomendaciones sobre el tipo de colchón a utilizar.

- Cuando usted compre la cuna, esté seguro de que sea segura para su hijo y cuide algunos detalles: manténgala alejada de ventanas, cortinas o cables. No deje objetos al alcance del niño.

- Evite colocar demasiados juguetes o almohadones dentro de la cuna de modo que el niño pueda utilizarlos para trepar. Inspeccione la cuna periódicamente para detectar posibles roturas, sujeciones flojas, etc.



Entradas destacadas

Mueblestilo: en prensa

Portal inmobiliario

Entradas recientes
Archivo