Cunas Para Bebés


La elección de las cunas para bebés no es una tarea tan sencilla. La decisión correcta te asegurará el buen descanso y adecuado desarrollo de tu bebé. Es aconsejable que en los primeros meses la cuna esté en tu habitación, para que te sea cómodo levantarte por la noche a alimentarlo. Además, estudios recientes demuestran que la tasa de mortalidad por muerte súbita en bebés recién nacidos bajó en estos últimos años por tener la cuna en la habitación y por algunas otras prevenciones.

Una de las primeras cosas que los papás deben comprar es la cuna del pequeño, que será el lugar en el que duerma hasta que cumpla aproximadamente un año de edad. Por tanto, las cunas para bebés son objetos importante en la vida del bebé y en la de los padres, porque el pequeño debe sentirse agusto en su cuna para que descanse bien.

En los primeros meses, algunos padres eligen un moisés o una minicuna,mientras que otros ya optan directamente por una cunita. Eso sí, cuando el niño cumple tres o cuatro meses, se le debería pasar a una cuna, que deberemos reducir mediante protectores acolchados colocados a lo largo de los bordes de la cama. De esta manera, “encerraremos” al pequeño en un ambiente blandito, recogido y muy protector.

La minicuna es una cuna pequeña, mientras que el moisés es un cuco colocado sobre una estructura elevadora, de menos tamaño que la minicuna. Las patas pueden ser rectas o de tijera, con opción a ruedas, y suelen tener una sola altura, la adecuada para estos primeros meses.Muchos modelos incorporan un dosel y carecen de barrotes porque, como aún el bebé apenas se mueve, no corre el peligro de caerse.

Cuando el bebé ya no cabe en el moisés o en la minicuna, llega el momento de pasarlo a una cuna de barrotes. Puedes, incluso, eludir estas primeras cunas para bebés y utilizar esta desde el principio, ajustándola al cuerpecito del bebé con un colchón reductor. En general, vienen con un mecanismo para variar el somier de altura hasta colocarlo muy bajo para evitar que el niño llegue a saltar por encima de los barrotes cuando ya sepa ponerse de pie. Y para solventar problemas de espalda de la mamá, suelen incorporar al menos un lateral abatible para depositar y coger al bebé con mayor comodidad.